¿Qué ver y hacer en Mallorca en 1 día?

Bienvenido a Mallorca, en este post te proponemos un plan express para disfrutar de Palma en un día.

¿Qué ver y hacer en Mallorca en 1 día? Visitamos PALMA y ALREDEDORES

Una vez que os hayáis instalado en la ciudad de palma nuestro plan es que aprovechéis al máximo vuestra estancia, así que nada mejor que coger fuerzas con un buen desayunos, Ca’n Joan de S’Aiguo situado en la calle Sans, 10 es un establecimiento emblemático, fundado en el año 1700, ofrece ensaimadas y cuartos, típicos de la gastronomía Mallorquina, y unos helados artesanos exquisitos, que podéis disfrutar mientras dais un paseo a pie por el barrio de “Sa Gerreria” y sus estrechas calles de piedra, típicas del centro de palma dónde pronto seríes sorprendidos por un clásico patio mallorquín, un antiguo palacete o un emblemático comercio de la ciudad.

¿Qué ver y hacer en Mallorca en 1 día? Mallorca Free Tour

A continuación, os recomendamos explorar la ciudad con uno de los inventos de este siglo, ¡El Free Tour! “Mallorca Free Tour”…

Sí, a  las once, empieza nuestro Free Tour de Mañana. Dónde conoceréis de primera mano anécdotas, leyendas y misterios de la ciudad de palma que nunca se os olvidarán. Si os va mejor por horario, también ofrecemos el Free Tour de tarde.

Ofrecemos una explicación introductoria sobre la evolución de la ciudad de Palma, perfecta para los viajeros amantes de la historia, en los palaciegos jardines de s’Hort des Rei frente a la estatua Es Foner y luego nos paramos delante del Palacio de L’Almudaina.

Aquí os dejamos un enlace al recorrido del Free Tour, en el caso de que vuestros planes os impidan disfrutar de la mejor visita guiada de Palma.

 

La Almudaina es el palacio Real o Alcázar Real de la ciudad de Palma y forma parte del Patrimonio Nacional. En árabe Almudaina, significa “ciudadela”, “fortaleza” o “recinto amurallado”.

Recoge la historia de Mallorca, utilizado por los romanos y musulmanes, y mucho antes, en la época talaiótica. El castillo actual data del 1281 y es una modificación del alcázar musulmán.

Seguimos hacia la Catedral-Basílica de Santa María de Palma de Mallorca, también conocida como la Catedral de Mallorca, Catedral del Mar, Catedral de la Luz o la Seu en mallorquín, está repleta de nombres, anécdotas y curiosidades.

Se asoma al mar sobre las murallas romana y renacentista que protegían a la ciudad de Palma, siendo la única catedral gótica que cumple con esta peculiaridad.

Su construcción empieza con Jaime I, rey de Aragón y conde de Barcelona tras la conquista de Madina Mayurqa en 1229, en manos musulmanas desde el 903.

Decidió derribar la antigua mezquita para construir un gran templo dedicado a Santa María, al parecer, cumpliendo la promesa realizada tras salvarse de un naufragio en alta mar.

No fue hasta 1601, más de 300 años más tarde, cuando finalizó su construcción.

Restaurada en muchas ocasiones pero destacan sobre todo las intervenciónes de Gaudí en 1904 y  la de Miquel Barceló en 2007. También descubriréis el rosetón de la Catedral conocido como “el Ojo del Gótico”, con alrededor 13 metros de diámetro, el mayor de las catedrales góticas del Mediterráneo. Con 1.236 cristales ofrece diferentes efectos lumínicos como el espectáculo del “Vuit” (ocho) o “Fiesta de la Luz”, donde el reflejo del rosetón mayor se proyecta debajo del rosetón opuesto formando un ocho.

Espectáculo que se produce solo dos veces al año (el 2 de febrero y el 11 de noviembre) y reúne a más de 3.000 personas.

A continuación, situado muy cerca de la Catedral, el barrio judío se caracteriza por su tranquilidad, paz y serenidad que se respira por sus calles y callejones.

Historia, misterios y anécdotas rodean a la comunidad judía de Mallorca, que se remonta a los tiempos romanos.

Durante la edad Media y parte de la Moderna en la ciudad de Palma existieron dos Calls jueus, denominación utilizada para hacer referencia a los barrios judíos de los territorios de la Corona de Aragón, que se organizaban en alijamas, sometidos únicamente a la autoridad real.

Sin duda una de las respuestas a qué ver en Mallorca y muchas veces omitida, son los patios mallorquines. Muy característicos de la ciudad, en el casco antiguo, se pueden encontrar grandes y pequeños patios.

Palma, es considerada como la ciudad de los patios. El casco antiguo no sería lo mismo sin los patios de las antiguas casas señoriales, un símbolo de poder y estatus social. Escritores y cronistas coinciden en remarcar que la arquitectura de Palma tiene en estas casas urbanas uno de los referentes más importantes. (lo utilizaría en otro post)

Para comer después del Free tour os recomendamos un restaurante local como la Fonda de Sóller, dónde degustar más de un capricho de la gastronomía mallorquina.

¿Qué ver y hacer en Mallorca en 1 día? Tarde

Por la tarde, como recomienda este artículo de NewYorkTimes podéis recorrer el arbolado Passeig des Born y entrar en las pequeñas tiendas y galerías de arte ocultas en las estrechas callejuelas de Palma, la galería Kewenig de Berlín muestra artistas emergentes dentro de un oratorio del siglo XIII, mientras que la Galería Gerhardt Braun alberga instalaciones contemporáneas fascinantes en una mansión manierista del siglo XVII. En Terra Cuita, la tienda de un productor artesanal en el cercano Pòrtol, se puede encontrar la colorida cerámica mallorquina, platos pintados a mano y cuencos azul marino. Y la Galería Pelaires, con una inclinación internacional cuyo programa el año pasado incluyó una exposición de ensueño Prudencio Irazábal.

¿Qué ver y hacer en Mallorca en 1 día? Noche

Y por la noche, nada mejor que disfrutar de una cena de tapas por los bares del centro de Ciutat, donde podéis saborear platos tan típicos de la gastronomía española como pimientos de padrón, croquetas de jamón y tortilla de patatas. Pero no os olvidéis de la mallorquina, pamboli, frito, tumbet, os sorprenderán y encantarán por igual.

Si después os quedan fuerzas podéis rematar el día tomando un copa en el barrio de moda Santa Catalina.